Las formas mentales

Las formas mentales

La forma mental es uno de los modos de la interacción de la persona con el Campo Infoenergético. Las formas mentales se engendran por los pensamientos de la persona, su energía mental. Su destino es el materializar, es decir, encarnar en la vida todas las esperanzas y aspiraciones de la persona. La materialización se realiza por medio de otra gente y los acontecimientos que abastecen la ejecución de estos deseos.

Las formas mentales pueden existir solamente a cuenta de los pensamientos que les ocasionaron. Cuanto más a menudo se genera el mismo pensamiento, tanto el potencial más grande se acumula por la forma mental, tanto más viable y cada vez más activa ella se hace. Y el pensamiento expresado debe corresponder precisamente a la necesidad vital de la persona, la realidad objetiva. Si usted genera el mismo pensamiento, pero con esto comprende que le es necesario realizar este deseo (pensamiento) así, sin ninguna intención y por si acaso – tal pensamiento no será realizado, usted recibirá algo ininteligible – “ni fu ni fa”.

El pensamiento ocasionado por la persona es la onda que influye tanto en la persona misma como en el espacio externo . Tal onda es continua por su naturaleza y es infinita. Si ella está apoyando constantemente por lo mismo pensamiento, puede distribuirse en todo el Universo.

Son dos aspectos de las formas mentales: creativo y destructivo. Todo depende de la orientación de la Conciencia de la persona. Si ella está orientada hacia las fuerzas creativas, a Dios, los pensamientos que se generan tienen la tendencia positiva, creativa. Las formas mentales que están creadas por ellas se instalan sobre las frecuencias de Dios en el Campo Universal común, por consiguiente, realizan activamente las necesidades de la gente del mundo material. Naturalmente, cuanto más está desarrollada la Conciencia, tanto más activamente coopera con los flujos de los pensamientos de Dios en otros Niveles del Universo. La interacción con Niveles más finos de la Existencia abastece la satisfacción más completa y universal de las necesidades de la persona. La persona se realiza por completo.

Las formas mentales creadores (tanto como todas las fuerzas claras, creadoras por su naturaleza) no pueden dirigir la Conciencia de la persona. Ellos mismos se dirigen por ella, pero es necesario crecer hasta ello.

Esto está vinculado a lo que la Conciencia despierta se pierde el contacto con las sensaciones subjetivas y pasa al Mundo objetivo, conociéndolo. La persona se siente que es una partícula del Mundo inmenso, actúa recíprocamente con él. Su Conciencia está orientada por completo hacia el Mundo, Sus Leyes, la armonía, pero no a sí misma. La persona se hace libre, trasladándose mediante su Conciencia por todo el Mundo (Universo) infinito, uniéndose con Él conjuntamente.

Aquí hace falta aportar la especificación muy importante: la persona durante los últimos 5.000 años se ha acostumbrado a la suerte del esclavo tanto que con la preparación sustituye el cuello bajo el yugo de las formas mentales negativas, por su propia mano vistiendo las anteojeras sobre los ojos. Con esto todas sus esperanzas en la liberación de la esclavitud pone en Dios, en “las fuerzas claras” y en el segundo Advenimiento de Cristo: “Aquí llegará el señor, el señor nos juzgará [1]”.

Este postulado se ha convertido en la piedra angular, en cuya base están construidas todas las religiones y la concepción del mundo de la persona contemporánea. En esto consiste el error a propósito de la espera de los contactos con la Razón Superior que dará cualesquiera órdenes o instrucciones dirigentes. En realidad esto es el obstáculo.

El error de la gente consiste en lo que ella traslada el método de la interacción con la persona de las formas mentales negativas (las fuerzas oscuras) el método que trabaja según el principio “Divide y domina”, al estilo de la comunicación de las formas mentales positivas (las fuerzas claras). Su modo de tratar a nosotros es diametralmente contrario. En el caso de las formas mentales negativas esto es “el tiempo de esparcir piedras ” , en el caso de las positivas – “el tiempo de juntar piedras” . Las formas mentales negativas saben destruir sólo, hacer doblar la rodilla y azotar la persona, con el objetivo de crearle los estímulos para la Evolución. La paradoja consiste en que si las formas mentales negativas consiguieron para hacer la persona doblar la rodilla y hacerla evolucionar, su polaridad negativa se cambia instantáneamente a la positiva (según el hecho), ¡porqué estas formas han puesto en funcionamiento en la persona los procesos evolutivos, creadores!

Las formas mentales positivas (tanto como todo el Mundo Tenue, encabezadas por Dios) saben solamente obedecer, cumplir nuestras peticiones, confiando en nuestra Opción, y a medida de la ampliación de la Conciencia – cumplir nuestras órdenes. Es decir, ellas están dispuestas a arrastrar y apoyar la persona que recibió estos estímulos, ayudarla a evolucionar. Como usted puede ver, es la “marranada” más grande que nos han hecho: la persona se arrodilla, nombrándose a sí misma “el esclavo de Dios”, esperando humildemente la voz de mando de arriba. Y al mismo tiempo Allí, arriba, se esperan la voz de mando de abajo – de nosotros.

¡Lo máximo a que Ellos tienen derecho, interviniendo en nuestros procesos, es el patrocinio informativo (obligatoriamente en el régimen del diálogo, con el establecimiento de la retrocomunicación )! Nuestro Sistema es un ejemplo evidente de esto.

Si la Conciencia está orientada hacia los procesos destructivos, está conectada a las vibraciones rudas del Campo Infoenergético y en su conocimiento del Mundo se apoya en los estereotipos, dogmas, reglas distintos (en los limitadores distintos), en este caso los pensamientos tienen la tendencia pasiva, final. Ellos se asientan sobre las frecuencias bajas del Campo.

Las formas mentales creadas por tales pensamientos se instalan sobre las frecuencias que corresponden a los programas del linaje los que reflejan su experiencia pasada. Los pensamientos se atan a esta experiencia que, al fin y al cabo, ocasiona los estereotipos en la Conciencia y la mentalidad. Naturalmente, el pasado hay el pasado. No puede realizarse en el presente (y además – en el futuro), por eso las formas mentales no pueden cumplir su destino, no pueden abastecer las necesidades de la gente del mundo material. Entre lo deseable y lo verdadero existe la incoherencia que lleva al estrés. La Conciencia trata de eliminar esta incoherencia por medio de la creación de los estereotipos nuevos, las formas mentales, pero puesto que todos ellos están apuntados a la destrucción, destruyen todo al que aspira la persona, incluso la experiencia patrimonial, en la cual la persona se apoya.

La forma mental privada de su soporte se traslada en los flujos del Campo, se une con las formas mentales idénticas de otra gente, aspirando a crear los bienes materiales no para “su padre y protector”, sino para aquél quién posee un potencial más grande de la energía mental, quién alimenta esta forma mental. Cuando el potencial de este suministro complementario cae, la forma mental aspira a aumentar su recurso vital a cuenta de la generación de los pensamientos negativos de aquéllos a quienes ella está conectada. Y el modo de la influencia a la gente (la premisa para el escándalo) se encontrará siempre.

Las formas mentales generan en la gente los pensamientos negativos, creando alrededor de ella las situaciones que contribuyen a la generación de los pensamientos semejantes (no por su nocividad, sino porque están instaladas en la banda de las vibraciones rudas). Y cuanto más rudas son frecuencias, en las cuales se baja la forma mental, tanto más negativos son pensamientos y emociones que ella genera en la gente a la cual se vincula.

Las formas mentales destructivas para la persona reemplazan a Dios y Sus energías, la orientan hacia la satisfacción de los sentimientos y emociones egoístas. Toda su atención está orientada hacia sí misma, hacia el mundo subjetivo y, por consiguiente, todo el Mundo para ella es una ilusión continua, un holograma.

Esto es como con los neonatos: los primeros meses de la vida están concentrados por completo en sí mismos, sus procesos internos, nada saben del mundo exterior, el estado interno para ellos es más importante. A medida que se hacen mayores, comenzando a hacer que despierte su Conciencia, orientándola hacia el gran mundo exterior, los niños comprenden los procesos objetivos del mundo. En este período es muy importante que sus padres resulten instructores buenos y le ayuden orientarse correctamente en este mundo, hacer que despierte su Conciencia, pero no adormecerla (que ahora ocurre muy a menudo).

Por desgracia, la mayoría de la gente que vive en la Tierra, está en la Conciencia durmiente orientada hacia sus sensaciones subjetivas. La gente conserva tal estado toda su vida, así nunca habiéndose despertado. La naturaleza es astuta y sabia: a nosotros mostró sobre los niños que hace falta temer a la Conciencia durmiente. De hecho si el niño, creciendo, hubiera conservado su recogimiento interno, excepto que el conocimiento de sus sensaciones internas, nada podría comprender. El gran mundo en que el niño vino le sería quedado como el libro cerrado. Nos ingeniamos para dormir toda nuestra vida, habiéndose asemejado al niño de pocos años.

Para las formas mentales es ventajosa la Conciencia durmiente. A cuenta de la ignorancia humana viven, componen la fuerza y prosperan. Su objetivo es llevar la persona en el mundo de sus sentimientos, emociones, deleites, inspirando sueños dulces sobre el “reino del sueño”, dándolo como un modo únicamente posible para la realización de la vida. Así, las formas mentales se convierten en el señor perfecto de la persona y de la Humanidad en entero.

Las formas mentales, apuntando la persona a la satisfacción de las emociones y los deseos (que se apoyan en estas formas mentales), le llevan en el laberinto de las ilusiones, esperanzas y aspiraciones infinitas. Dan en cambio la ilusión de la vida que se demuestra en la satisfacción de los instintos animales. El amor de la unión armoniosa del hombre y la mujer se convierte en la satisfacción de las necesidades sexuales. La realización creadora toma la forma del progreso científico-técnico con su ruptura tecnológica. Haciendo su vida confortable, el hombre aspira a aumentar en sus manos los logros técnicos de la civilización, y en este ajetreo y pseudocreación pasa toda su vida. El hombre muere, no habiendo conocido a sí mismo y aquella Vida que existe fuera de sus sensaciones subjetivas.

A propósito de la combinación de lo objetivo con lo subjetivo los filósofos discuten hace mucho y sin resultado. Y mientras tanto esto es una manifestación de la misma Dualidad de la Existencia. Naciendo sobre la Tierra, la persona comienza a darse cuenta, concentrándose en sus procesos fisiológicos internos, estudia sí misma, su cuerpo y sus posibilidades para la autorrealización. La persona desarrolla sus sensaciones subjetivas. Luego hace conocimiento con el mundo material y a través de la interacción con él conoce sus procesos objetivos. El péndulo se ha trasladado al punto opuesto extremo.

Como usted puede ver, una vez más no hay nada nuevo: la misma Dualidad. En el nivel de la percepción por la persona de sí misma (el sujeto) y del mundo exterior (el objeto) su vida pasa en la transición constante de estos contrastes uno a otro. Nuestro problema (si queremos con éxito vivir la vida) consiste para no permitir que el Péndulo de la Vida (el movimiento) se mantenga volando en uno de sus puntos muertos extremos (como las apreciaciones subjetivas u objetivas de la vida). El movimiento del Péndulo entre estas apreciaciones de la percepción de la vida debe realizarse constante y continuamente.

Para llegarlo la persona debe, por un lado, ahora conocer los procesos subjetivos psíquicos (mentales) y aquellas posibilidades para la autorrealización las cuales ellos le dan. Por otro lado, conociendo el Mundo objetivo a través de la interacción con él, a través del conocimiento de todo el Universo, ya en el nivel nuevo de la comprensión puede realizar en él sus cualidades y posibilidades subjetivas, es decir, realizarse creativamente.

Sólo tiene que una vez más alcanzar uno de los puntos extremos del movimiento del Péndulo de la Vida (lo subjetivo – lo objetivo), como la percepción de ellos y de la misma vida comienza a realizarse en la espira evolutiva, cualitativamente nueva y perfecta, la espira del desarrollo de la comprensión. Este proceso continúa hasta la infinidad.

Así, apoyando el Péndulo de la Vida en la dinámica, llenamos los puntos extremos opuestos de su movimiento con el impulso nuevo de la Vida, siempre recibiendo en cambio el movimiento completamente nuevo, evolutivo, del mismo Péndulo de la Vida. Con cada movimiento se aumenta su amplitud y nosotros extendemos la Conciencia, ampliamos los límites, las escalas de nuestra zona confortable (o de nuestro Universo Virtual), llevándola gradualmente a las dimensiones del Universo Verdadero. Y esto es lo que se exigen de nosotros. Todo lo demás, como la vida inmortal en la joven edad floreciente etc., será recibido en calidad del suplemento gratuito.

Las formas mentales destructivas gobiernan la Conciencia de la persona, creando en ella la ilusión de libertad que solamente de la persona depende la vida y el éxito en ella. Sobre las ilusiones y sensaciones subjetivas se construyen las relaciones recíprocas personales de la gente, también las relaciones recíprocas familiares, públicas, estatales y las obligaciones recíprocas. A todos estos dogmas y orientaciones es terrible la gente con la Conciencia Desarrollada, por eso y la ciencia, y estado, y medicina, y religión pasan en silencio y encubren la información que es capaz de despertar a la gente, ¡ya que este despertar lleva la amenaza a su bienestar y existencia en general!

El Campo Infoenergético (el Banco Universal de Datos) contiene toda la información sobre cada uno de nosotros, el Universo, los procesos (las Causas) con los cuales tenemos que cooperar y cómo gobernarles. En el nivel subconsciente cada uno de nosotros posee esta información al completo. En el Mundo y en nosotros mismos no hay nada que no sabríamos. Sin embargo la Conciencia durmiente orientada solamente hacia las sensaciones subjetivas no es capaz de leer esta información, puesto que ello es la realidad de las sensaciones objetivas, el real Mundo Verdadero que se encuentra detrás de la barrera de la Conciencia durmiente. Las vías hacia el conocimiento de este Mundo son cerradas por todas las variedades de las formas mentales. La ciencia, la religión, el estado están al servicio de ellas.

La forma mental siempre está ligada a la actividad del cerebro. La epífisis privada de la energía pura, cambia su estructura, función y, al fin y al cabo, se degrada. Después de él se degradan el cerebro, el sistema nervioso y todo el organismo en entero; ¡se cambia (degenera) la Conciencia de la persona! Ella se hace más estática, se apoya en la cantidad aún más grande de los estereotipos, la persona cae en la psicosis senil – no vive la misma y no permite a los demás. Su vida se convierte en los limitadores continuos (se puede – no se puede, es correcto – es incorrecto).

Recibimos cada día de nuestros lectores-adoradores un montón de las cartas, en las cuales como el reproche a todo lo imparcial que hemos escrito de la persona en “La Doctrina Secreta”, la gente a porfía escribe qué morales, espirituales y cultos son todos ellos (es probable que a diferencia de nosotros). Habiéndolo leído y habiéndonos animado, por nuestra ingenuidad pensábamos que lo expuesto en nuestros libros provocará en las mentes ilustrados, como mínimo, la confusión y la ráfaga de las preguntas – ¿cómo se puede corregir todo esto? Sin embargo, toda nuestra elocuencia quedó en vilo, sin tener en cuenta algunas preguntas indolentes. Y de hecho después de maduras reflexiones, la gente razonable cuyas decenas de miles leen nuestros libros, debía, como mínimo, poner todo patas arriba en el espacio postsoviético.

Lo triste es que la gente no percibe “La Doctrina” con el Sistema como el carácter concreto y la llamada a la acción, no levantándose hasta la Dimensión de los libros y del Sistema. Todo esto se comprende como una de las versiones, los modos de tratar de lo que ocurre y una de las variantes del aumento de la espiritualidad. Pero la realidad es sin compromiso, todo lo dado por nosotros para la Humanidad son los tests. Ya que no son cumplidos los tests traídos todavía por Jesús Cristo, el menosprecio semejante sobre la base de la inacción absoluta provoca las tensiones enormes en el Sistema Dios (Universo) – el Ser Humano, las cuales sin aceptación de las medidas urgentísimas deben inevitablemente golpear por la Humanidad.

Solamente el golpe será asestado de ningún modo de donde de afuera, del cosmos lejano, como el planeta Bernar-1. El Mundo Tenue, después que la Humanidad recibió “La Doctrina Secreta” y el Sistema de la Armonización de la Persona, puso a un lado el guión del convencimiento semejante. Pero si no tomar medidas prácticas, se realizará el guión de la Noosfera, cuyas posibilidades en el plano de la restricción de la carga negativa no infinitas. A juzgar por lo que ocurre en la Tierra, junto a todas las aseveraciones de los presidentes de los países grandes del mundo sobre su espíritu de paz y después de la firma por ellos de los contratos y pactos de todo género de no agresión, ya nada depende de ellos. El fusil está cargado y debe disparar. El Karma se inquietará por ello.

Enderezar esta situación puede solamente la gente (por lo menos 2–3 decenas de las personas) conectada al Sistema y que ha asimilado los siete partes de él. Estas personas deben crear su propia forma mental, criarla hasta la persona y llevarla fuera de los límites de la Noosfera, también llevar su Conciencia a un nivel más alto de su Yo Superior y del Universo. Después de ello recibirán el derecho a gobernar la Noosfera, quitando de ella la tensión excesiva. Si la persona de las capacidades medias tiene el deseo de aprenderlo de cero, puede hacerlo durante un medio año, por eso el problema no es en la presencia de las supracapacidades, sino en la honradez elemental a sí mismo, la Humanidad y Dios. La persona debe salir de los límites de los intereses personales, que todos los conectados al Sistema solucionan en primer lugar, y comenzar a pensar sobre el Sistema mismo como el grupo de los hombres los cuales desean vivir en paz y buena armonía. Y de este trabajo se deben ocuparse voluntariamente, sin nuestras arreadas. Si tales personas sobre la Tierra se encuentran, ellas salvarán la Humanidad, si no – entonces, la Humanidad no lo merece. Se queda añadir que los que deseen y están preparados para tal trabajo pueden dirigirse a nosotros, pero para esto es necesario no trabajar “según el Sistema”, defendiendo sus ideas hasta la muerte, sino que vivir en él, combatiendo por la realización de sus ideas hasta la victoria.

Con aquéllos quienes están preparados para tal manera de plantear la cuestión somos preparados para compartir con nuestros conocimientos:

El vendedor de los gallos (la parábola del Budismo Zen)

“El vendedor de los gallos de pelea ensalzaba en el mercado su mercancía asegurando que sus gallos están batiéndose hasta la muerte.
– ¡Yo desearía que me vendieras tales, – se le dirigió el comprador, – que están batiéndose hasta la victoria!”

El Sistema no obliga a nadie y a nada. Aquél que decidió que esto es superior a sus fuerzas, habiendo cesado sus trabajos según el Sistema, puede interrumpirlos en cualquier minuto para continuar batirse desesperadamente hasta la muerte. ¡Exactamente en esto instruye el socium tan cuidadosamente y con el amor, vendiéndole a usted mediante los mass media, ciencia, doctrinas distintas y las Escrituras Sagradas los “gallos” que saben batirse solamente hasta la muerte! Su Opción de usted determina la dirección de su proceso vital y no está sujeto a ninguna crítica o discusión. ¡Pero en caso de la capitulación usted ya no podrá pedir cuentas a alguien por unos u otros resultados ni pedir la ayuda!

¿Por qué está provocado nuestro ataque? Habiendo leído “La Doctrina Secreta de los días del Apocalipsis”, usted sabe que todo en este mundo obedece los programas ciertos creados por los pensamientos – tanto creativos como negativos. El pensamiento gobierna todo. El pensamiento está vinculado a unas u otras acciones de la persona y toda la Humanidad. Solamente una persona responde por sus actos y acciones personales ante sí misma y paga con su propia vida, y la Humanidad responde por las acciones del grupo de la gente (de los países) y también paga con su vida. Dependiendo de la banda, el pensamiento puede ser limitado por la Conciencia de la persona o ser distribuido al nivel de la subconsciencia que es infinito por sus límites, pero tiene origen y existe solamente en la banda de los pensamientos creadores. Precisamente a través de la subconsciencia se realiza el enlace con el Mundo Tenue y Dios.

Viviendo sobre la Tierra, la persona por el pensamiento se ata sin ganas al mundo material que es accesible a su Conciencia, entonces, piensa y funciona en concordancia con los programas que la llenan. Por sí mismos los programas son como un coágulo energético original que encuentra para sí el lugar en el Campo Universal – crea su Egregor propio. Los pensamientos de un mismo tipo de la gente se unen en el egregor general. De aquí la gente ya en el nivel subconsciente recibe una compatibilidad psicológica – realiza los programas iguales de la Conciencia. Si los programas se distinguen, por su Conciencia las personas están conectadas a los egregores diferentes y por eso no hay el fundamento general del trabajo del pensamiento. Ellas no pueden encontrar el idioma común .

Por su historia larga la gente se ha ingeniado para crear en la Noosfera el egregor potente agresivo, gracias al cual ocurren los conflictos nacionales, estallan las guerras, las revoluciones etc. La propiedad de los programas creados por el pensamiento es tal que ellos pueden ser destruidos solamente por el pensamiento de la orientación opuesta, con el potencial igual. Esto significa que si queremos destruir en la Noosfera los programas, por ejemplo, de las guerras, debemos crear conjuntamente el egregor correspondiente que se resistirá al egregor de las guerras.

Toda la Humanidad solamente dice sobre la paz, pero nada hizo en el plano de la fijación de esta idea en el Campo Infoenergético. Los llamamientos al mundo, sin salida de los límites de la Noosfera, son parecidos al chillido de un mosquito a quién nadie oye. Por eso, si usted quiere realmente tener la vida clara y sin problemas, ya es hora de pasar de las palabras a las acciones, sobre qué decimos constantemente. Ya es hora de olvidar sus ambiciones, pretensiones personales y llegar la ayuda al Universo, más exactamente, ya es hora de construir por sí mismos el Universo en concordancia con los pensamientos creadores. El problema es que el software ( el programa informático ) dado puede ser creado solamente por la gente, cuyas Almas son privadas de los vicios. Si la persona, cuya Alma está llenada con los vicios, tiene los pensamientos creadores, todas sus intenciones tienen el potencial bajo y se quedan en el nivel bajo, es decir, en la Noosfera – en la cual los pensamientos no tienen el potencial bastante aún para su propia realización. Los programas con el potencial agresivo realmente les destruyen. Por eso ya es hora de terminar con los juegos de la espiritualidad, es necesario confirmarla mediante nuestras acciones, habiéndose unido en el Sistema de la gente armonizada y por sí mismos construir la vida alegre, clara. Dios le dará a usted lo que usted mismo hará, ¡acuérdese bien de ello! No puede nacer nada de nada.

¿Por qué sobre todo esto escribimos tan tranquilamente? Porque somos prevenidos y protegidos. En caso del surgimiento de la amenaza será indicado el punto sobre la mapa adonde debemos llegar todavía antes del surgimiento del cataclismo termonuclear. Naturalmente, por la cadenita, debemos advertir a los demás. ¿A quién? Solamente a aquéllos quienes fueron probados en el asunto común e indispensablemente por el dinero, y claro, quienes han ganado el dinero para el camino. También a aquéllos quienes se han preocupado de la creación del egregor general del Sistema – la estrella polar en este mundo. ¡Si ello no ocurre, en el cataclismo mundial se perderán todos independientemente de lo que sean ellos conectados al Sistema o no!

Mientras tanto, resulta que el Sistema es solamente nuestra creación, y cada quién está conectado al Sistema continúa escaqueándose del asunto común y vivir de la vida del “los justos” según los programas de la Noosfera, pero de ningún modo del Sistema. Según la advertencia del Mundo Tenue se quedó 10 – 15 años para decidirse, luego comenzarán los procesos irreversibles, ¡y la Humanidad no será salvada por ningunos programas!



[1] la cita de los versos del gran poeta ruso Nikolay Nekrásov.
 
 
Atrás... Contenido Más...